REPTILES

TORTUGA JEROGLÍFICO

Pseudemys concinna

Es muy importante para este tipo de tortugas que tengan mucho sol y un lugar para salir del agua. Pasarán largas horas en las orillas tomando el sol. Eso les sirve para termorregularse y para absorber vitamina D.
Las tortugas jeroglífico realizan el cortejo entre la primavera y el verano. El macho persigue a la hembra, y se le pone delante con sus patas delanteras rozándole la cara. Hace vibrar las patas, y de esa forma le hace unas caricias a la hembra. Luego, para someterla, le muerde las patas y el cuello. Cuando la hembra acepta al macho, empieza la cópula. El macho se agarra a los laterales del caparazón con sus largas uñas, e introduce el aparato reproductor en la cola de la hembra.

Descripción

La forma del caparazón y del cuerpo es muy similar al de las conocidas tortugas de orejas rojas: cuerpo bastante aplanado y patas traseras bastante palmeadas. En general tienen el caparazón de color negro, con dibujos de color amarillo (de ahí les viene el nombre de tortuga jeroglífica). La cabeza, las patas y la cola también son negras con rayas finas de color amarillo. El plastrón es amarillo con algunas manchas negras. Puede medir hasta 32 cm.

¡Descubre más especies!
Alimentación

Se alimentan de pequeños animales o plantas, vivas o muertas. Normalmente, comen pequeños peces

Habitat

Viven en el mismo tipo de hábitat que el resto de Trachemys y Pseudemys: lagos, ríos, estanques y otros cursos de agua con poca corriente. Prefieren zonas con vegetación acuática y troncos o rocas donde salir a tomar el sol. Tiene una distribución muy amplia, que abarca desde una pequeña parte de Texas, Oklahoma, Kansas, Arkansas, Louisiana, Mississipi, Alabama, Tennessee, Georgia, parte de Florida, Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur.

Status

La subespecies P.c. concinna es frecuente encontrarla en las tiendas de animales. Estas especies se han importado como sustitutas de las conocidas tortugas de orejas rojas, y por lo tanto en la actualidad también empiezan a provocar un problema medioambiental. Algunas personas irresponsables liberan estos animales en nuestro hábitat, y como la especie se adapta bien va eliminando todo tipo de animales y plantas que estén a su alcance. Además hacen competencia a nuestras tortugas autóctonas, Mauremys leprosa y Emys orbicularis.


Entradas