MAMÍFEROS

KINKAJOU

Potos flavus

Su nombre “kinkajou” procede de los indios y significa “Honey Bear” por su pasión a la miel. También conocido como cuchumbi, mico león, cuchicuchi, huasa o martucha.

Suelen observarse colgados boca abajo mientras se alimentan, utilizando su cola prensil y las patas traseras de apoyo mientras sostienen un montón de pequeños frutos en una mano y usando la otra para comer.


Descripción

Es un pequeño animal arborícola nocturno que vive en solitario, aunque a veces forma pequeñas comunidades, que raramente desciende de los árboles. Tiene el pelaje de color marrón dorado con unos ojos grandes y separados. Viven en pequeñas comunidades y como elementos de comunicación usan su mirada y los gritos. Las hembras después de un periódo de gestación de 120 días, tienen una única cría que amamanta durante cuatro meses y constantemente ambos se comunican a través de sonidos. Se hacen adultos los machos a los 18 meses mientras que las hembras lo hacen a los 30 meses.

¡Descubre más especies!
Alimentación

Se alimentan principalemente del néctar de las flores y de miel , para ello usan su lengua serpentiforme y móvil. Tampoco desprecian frutos ricos en azúcares, insectos, pequeños animales, huevos y frutos secos.

Habitat

Son nativos de los bosques húmedos tropicales de zonas de baja altitud, extendiéndose por el centro y sur de América, desde México meridional hasta Brasil. Debido a que son animales nocturnos conviven en las copas de los árboles con otras especies diurnas como los monos platirrinos y los monos capuchinos.

Status

U.I.C.N: Bajo riesgo/mínima preocupación (LR/LC). No requiere de medidas de protección especial, ni se aproxima a ninguno de los parámetros para ser incluida en una categoría de mayor riesgo. Al igual que todos los animales exóticos, estos animales no deberían ser mascotas, especialmente porque necesitan cuidados muy específicos. Para la adquisición de estos animales es preciso tener CITES III y sus correspondientes vacunas. Al no pertenecer a la familia de simios o prosimios no requieren núcleo zoológico, pero si un gran espacio.


Entradas